Carbono vs. Cuadros de aluminio para bicicletas de montaña: el enfrentamiento

There are many bike options out there. But do you want a carbon frame or an aluminum one?

¿Vale la pena la actualización de carbono?

Hay muchas opciones cuando se trata de actualizaciones, desde actualizaciones menos costosas como un nuevo manillar o asiento hasta actualizaciones más costosas como reemplazar sus ruedas o cambiar su transmisión de 2×10 a 1×11. La mayoría de las actualizaciones nacen de la idea de que menos peso es mejor, y tendemos a estar de acuerdo siempre y cuando no sea a costa del rendimiento. Hay algunos componentes principales que puede reemplazar para aligerar su plataforma, pero ¿qué pasa con el marco? Creemos que la mayoría de los propietarios de bicicletas van a hacer una actualización completa en forma de una bicicleta completamente nueva, pero hay ciclistas que reemplazarán solo un cuadro. Este artículo hablará a ambos grupos de ciclistas sobre si vale la pena el costo de actualizar a un cuadro de carbono o de una bicicleta de aluminio a una nueva bicicleta de carbono.

Sopesando cosas para llegar al fondo de nuestras preguntas aquí en el Laboratorio.

Sopesando cosas para llegar al fondo de nuestras preguntas aquí en el Laboratorio.

El mito

Cuando el carbono debutó en el mundo de las bicicletas de montaña en los años 90, hubo un jadeo colectivo y una sensación abrumadora de que eso pudo haber sido cierto al principio, pero ya no es el caso. Hemos pasado de una mentalidad del “cuadro de carbono más ligero posible” al “mejor cuadro de carbono posible”. Con un cambio de enfoque de ligero a duradero y la construcción de cuadros de carbono para resistir los abusos de un género específico, hemos visto que el carbono se vuelve casi omnipresente en todas las formas de ciclismo como material de los profesionales. Si bien un cuadro de carbono construido para la conducción a campo traviesa puede no resistir tan bien como uno construido para cuesta abajo, la ligereza del cuadro de campo a través es más importante, mientras que la durabilidad del cuadro cuesta abajo es un activo más significativo.

En verdad, si probáramos la resistencia del mismo cuadro construido de carbono y aluminio, vería que los cuadros de fibra de carbono son mucho más fuertes por libra en términos de pruebas de estrés y pruebas de impacto.

Peso vs precio

Uno de los aspectos más discutidos de los cuadros de fibra de carbono es el ahorro de peso con respecto a los cuadros de aluminio. Es difícil precisar una regla dura y rápida sobre cuánto más ligero se compara un cuadro de carbono con uno de aluminio. Por ejemplo, un Santa Cruz Bronson El marco de carbono puede presumir de un ahorro de peso de 1.5 libras sobre la versión de aluminio, mientras que el carbono Navaja de pivote podría ser 1.9 libras más ligero que el aluminio Navaja de muelle.

Luego viene el elefante en la habitación. Costo. El aluminio Santa Cruz Bronson el cuadro se vende por $ 1999 mientras que la versión Carbon CC se vende por $ 3299. Esa es una diferencia de $ 1300. los Contrabandista de transición el marco de aluminio se vende por $ 1999, mientras que la versión de carbono se vende por $ 2999, una diferencia de $ 1000.

Eso plantea la pregunta obvia, ¿vale la pena ahorrar más dinero en efectivo? Esa, por supuesto, es una pregunta personal que depende de sus objetivos y finanzas. Cabe señalar que las actualizaciones de componentes también ahorran peso. Incluso si tuviera un marco de aluminio grueso, es fácil ahorrar una libra o dos con los componentes de la bicicleta.

También está el hecho de que tener una bicicleta un poco más pesada no es tan importante. La aptitud física y la habilidad son mucho más importantes que el peso de la bicicleta.

Sensación

Para nuestro dinero, la sensación de carbono es superior al aluminio y, de hecho, puede valer el costo de actualización en sí mismo. Hay dos factores principales que vemos como un beneficio de un cuadro de carbono sobre uno de aluminio: amortiguación y rigidez torsional.

  • Mojadura: Un cuadro de carbono tiene un efecto de amortiguación que reduce la dureza en el viaje. El aluminio es un material más rígido y, como tal, transfiere mucho más del camino, incluidas rocas y raíces, a sus manos y detrás. El efecto amortiguador del carbono, aunque mínimo, eliminará parte de la dureza del viaje al absorber parte de la charla que obtienes cuando conduces por un sendero difícil. Este efecto, por mínimo que sea, le dará a tus manos y glúteos una cantidad de alivio que no ofrece un marco de aluminio. Cuando se multiplica por horas de conducción, el efecto se multiplica y descubrimos que podemos conducir cómodamente durante un período de tiempo más largo en una bicicleta de carbono. Si bien la amortiguación es definitivamente real y realmente suaviza el viaje, creemos que puede haber un efecto placebo del carbono que lo hace sentir mucho más suave de lo que es, y tendemos a sentirnos más rápido debido a esto. Esto también podría atribuirse a un peso más ligero también. Ya sea que estos beneficios exagerados sean parte de la mentalidad de matar en una bicicleta de carbono o no, estamos 100% seguros de que conducimos más rápido en una bicicleta de carbono. Si no elige ir por la ruta del cuadro de carbono, los manillares de carbono y una tija de sillín de carbono le proporcionarán algo de amortiguación y suavizarán el viaje y al mismo tiempo aligerarán su bicicleta.
  • Rigidez torsional: Si bien la amortiguación puede suavizar el viaje, de ninguna manera es a costa de la potencia del pedal. Cuando pisa un pedal, especialmente en una posición de pie, la bicicleta se balanceará hacia un lado. Con un cuadro de carbono construido correctamente, la rigidez torsional transferirá toda esa potencia a la rueda trasera. (El carbono es un material granulado, lo que significa que la dirección de colocación del grano es importante). Aunque ambos materiales del cuadro se flexionan un poco, los cuadros de carbono tienden a ser torsionalmente más rígidos, evitando que el pedalier se tuerza en relación con la vaina y el tubo descendente, creando un paseo más ágil. Acelerar en una bicicleta de carbono se siente mucho más rápido debido a la rigidez torsional y al peso más liviano, y esa rapidez, aunque mínima, afectará tanto su rendimiento como su psique, lo que conducirá a tiempos más rápidos y más confianza.

Durabilidad

El mito de que el carbono es frágil nuevamente muestra su fea cabeza, pero es solo un mito. Si bien ambos materiales del cuadro son susceptibles a fallas catastróficas, los cuadros de fibra de carbono tienden a ser más fuertes por libra que sus equivalentes de aluminio. Vemos muchas fotos de cuadros de carbono rotos pegados en foros para tratar de mostrar cuán frágil es el carbono, pero no es el caso. No sabemos si estas personas tienen vínculos con las inversiones en aluminio o si se aferran a creencias pasadas sobre el carbono, pero lo que sí sabemos es que los cuadros de carbono son más fuertes y livianos que el aluminio, así de simple.

El aluminio es excelente porque es barato, bastante ligero y bastante rígido. El problema es que con la rigidez viene la fractura por estrés. El carbono tiene el efecto de amortiguación que absorbe el abuso repetido y le permite volver a su lugar, mientras que el aluminio solo come cada impacto. Después de miles de millas, estos impactos se suman a muchas grietas microscópicas en el aluminio, y con el tiempo aparecerán grietas por fallas de tensión, típicamente en los vados, los puntos más débiles. Las grietas por fatiga disminuirán la resistencia del marco y también reducirán su rigidez, causando eventualmente fallas. Si bien esto ciertamente no ocurrirá de la noche a la mañana, debe ser consciente de ello.

El carbono, por otro lado, además de ser mejor con el tiempo, tiene una tolerancia mucho mayor a la flexión del cuadro. Si tuviera que correr su bicicleta directamente en una pared o roca o en una caja doble donde el impacto se dirige directamente a través del cuadro, el impacto en la rueda delantera empujaría a través de la horquilla y dentro del tubo de dirección. La fuerza sobre el tubo de dirección se traduce como si intentara doblar la rueda delantera hacia el soporte inferior, doblando el tubo hacia abajo donde se conecta al tubo de dirección. En una bicicleta de carbono, el punto de falla catastrófica es mucho más alto que una bicicleta de aluminio debido a las cualidades flexibles del material de carbono. Del mismo modo que un impacto de esta naturaleza podría romper un cuadro de aluminio y no un cuadro de carbono, los esfuerzos repetidos de esta manera causarían que un cuadro de aluminio también se rompa antes.

También se dice que el carbono se astilla al impactar, mientras que el aluminio sobrevivirá al mismo impacto. Si bien ambos cuadros tienen sus puntos de ruptura, generalmente el carbono “rebotará” en una roca debido a las mismas cualidades de amortiguación que mencionamos anteriormente, mientras que un cuadro de aluminio tenderá a absorber más de ese impacto, a veces en forma de abolladura. No hay mucha información sobre esto con respecto a fuerzas de impacto específicas, y no se nos permitió llevar un hacha a los tubos superiores de ninguna de las bicicletas, pero no sentimos que el carbono sea menos susceptible al impacto Rotura que el aluminio y posiblemente más resistente. Independientemente, el carbono es realmente reparable mientras que el aluminio, no tanto.

Dicho esto, logramos romper un cuadro de carbono durante nuestro período de prueba, por lo que sabemos que no es invencible. La fuerza de un gran choque puede dañar cualquier bicicleta. ¿Habría sobrevivido una bicicleta de aluminio cuando este cuadro de carbono se astillara? No lo sabemos con certeza. ¿Recurriríamos a comprar solo marcos de aluminio debido a esto? No Todavía somos fanáticos del carbono.

Tubo superior roto del Carbon Trek Slash 9.8

Tubo superior roto del Carbon Trek Slash 9.8

No todo el carbono no se crea de la misma manera, así que sea judicial en su decisión de compra, especialmente si el precio de esa bicicleta de carbono es más bajo de lo esperado. Las prácticas de fabricación contribuyen en gran medida a determinar la calidad de su viaje, independientemente del material, y recomendamos bicicletas fabricadas por empresas de renombre con garantías sólidas.

Esperanza de vida

A medida que la tecnología cambia tan rápidamente en la era moderna del ciclismo de montaña, no sabemos cuánto tiempo de vida afectará su elección, porque cualquiera de los materiales le dará una vida sólida de 7-10 años, pero si realmente desea comprar una bicicleta eso va a durar, el carbono es el camino a seguir. Dejando a un lado los impactos y el abuso, el carbono no se fatiga con el tiempo y su estructura será tan buena en 20 años como lo fue el día en que la compró, aunque el aumento probablemente aumentará, al igual que su vientre.

Otros materiales

Existen otros materiales que han resistido el paso del tiempo, como el acero y el titanio. Los hemos visto desaparecer por varias razones: el acero es demasiado pesado y el titanio por ser demasiado costoso y aún más pesado que el carbono. Hay usos para ambos, a menudo marcos personalizados para ciclistas de tamaño inusual (ROUS). El titanio, por ejemplo, es extremadamente flexible y rígido, y cuando construyes una bicicleta para un ciclista muy alto, no puedes simplemente hacer un cuadro más grande, tiene que estar diseñado para ese piloto o las fuerzas del ciclista impactarán negativamente en el cuadro. El titanio es muy rígido y construir una bicicleta para un ciclista que sea mucho más alto o más pesado permitirá al constructor mantener el mismo diseño que una bicicleta más pequeña sin compromiso.

Conclusión

Existen muchas opciones, pero todos creemos firmemente en el poder del carbono. Si bien puede aligerar su billetera, también aligerará su viaje. Creemos que la diferencia de costos es insignificante en comparación con el aumento del rendimiento y el ahorro de peso. No es solo una cuestión de más ligero, es una cuestión de características de conducción más fuertes y mejores, y creemos que si tiene los medios para pagar una bicicleta de carbono, hágalo. Echa un vistazo a nuestras mejores bicicletas de montaña para ver de qué bicicletas de carbono nos enamoramos. Si no puede permitirse el salto, no se desilusione, hay muchas bicicletas que nos encantan con cuadros de aluminio, consulte la revisión de The Best Mountain Bikes Under $ 2500 para ver cuál calificamos mejor.