Esta nueva fijación de esquí es el Cadillac de desuello

Las fijaciones de giras alpinas han evolucionado enormemente desde los días en que la única forma de ganar turnos era el teleesquí. Desde kingpins hasta el innovador Shift, hay más opciones que nunca, ya sea que su prioridad sea perder peso o triturar con fuerza. Pero ninguno de ellos es particularmente amigable para principiantes. Una cosa que es particularmente difícil de entender para quienes practican esquí por primera vez: usar elevadores de talón.

Estas pequeñas piezas de metal en la parte posterior de cualquier encuadernación de travesía mantienen su pie más nivelado en pendientes cuesta arriba, para que cada paso hacia adelante sea más eficiente y cómodo, al igual que subir escaleras. La mayoría de las fijaciones ofrecen dos configuraciones, baja y alta, entre las que el esquiador voltea manualmente a medida que la huella de la piel se vuelve más empinada o retrocede. Los mecanismos son efectivos, pero tardan unos segundos en ajustarse: en la mayoría de los modelos, debe dejar de pelar, levantar el talón y mover los elevadores con el poste o ajustar con la mano para que se muevan hacia arriba o hacia abajo .

Atomic puede ser la primera compañía en ofrecer una solución real a esa molestia con el nuevo Backland AutoClimb, un modelo orientado al principiante que utiliza la hidráulica para ajustar automáticamente el elevador del talón para que coincida con la pendiente debajo de sus pies, de dos a 13 grados. ¿Cómo? Un tubo dentro del talón está lleno de líquido anticongelante, que se mueve hacia adelante y hacia atrás entre dos cámaras. A medida que el fluido cambia, activa un pistón, que apuntala (o baja) el elevador del talón. Atomic dice que se necesitan tres o cinco pasos para que el elevador se ajuste después de un cambio en el ángulo de inclinación.

Enlace atómico

Por supuesto, este complejo sistema tiene un mayor potencial de falla, una falla que el esquiador promedio probablemente no podrá solucionar por sí solo en el campo. Lo bueno es que los problemas con el mecanismo hidráulico no afectarán su capacidad de bloquear la fijación en el modo de esquí para salir de las montañas de forma segura.

Para aquellos obsesionados con la eficiencia o aquellos que pasan la mayor parte de su tiempo peleando en el resort, la unión podría ser un cambio de juego. Y para aquellos que se aventuran en esquís de travesía por primera vez, la automatización podría facilitar una curva de aprendizaje. Además del elevador automático del talón, el Backland AutoClimb es un modelo de tecnología de clavija normal del tipo que los esquiadores han estado utilizando durante décadas, por lo que es un punto medio ideal para aquellos acostumbrados a las fijaciones alpinas.

Además, ¿quién no querría escapar de la paradoja de elegir entre dos configuraciones de elevador, terminando inevitablemente con el talón elevado demasiado o no lo suficiente?

Nuestra misión de inspirar a los lectores a salir nunca ha sido tan crítica. En los últimos años, Outside Online ha informado sobre investigaciones innovadoras que relacionan el tiempo en la naturaleza con la mejora de la salud mental y física, y lo hemos mantenido informado sobre las amenazas sin precedentes para las tierras públicas de Estados Unidos. Nuestra cobertura rigurosa ayuda a provocar debates importantes sobre el bienestar, los viajes y la aventura, y brinda a los lectores una puerta de acceso accesible a nuevas pasiones al aire libre. El tiempo al aire libre es esencial, y podemos ayudarlo a aprovecharlo al máximo. Hacer una contribución financiera a Outside Online solo lleva unos minutos y nos asegurará que podamos continuar brindando el periodismo innovador e informativo del que dependen lectores como usted. Esperamos que nos apoyen. Gracias.