¬ŅPor qu√© las gu√≠as femeninas del r√≠o no son bienvenidas en el Gran Ca√Ī√≥n?

A principios de enero, el Inspector General del Departamento del Interior public√≥ un informe de 13 p√°ginas que relata 15 a√Īos de acoso sexual y condiciones de trabajo hostiles para los empleados del Servicio de Parques Nacionales que trabajan en el r√≠o Colorado. La secretaria del Interior, Sally Jewell, solicit√≥ la investigaci√≥n despu√©s de que 13 empleados del Servicio de Parques enviaran cartas a Jewell detallando sus experiencias trabajando en el Distrito del R√≠o del Gran Ca√Ī√≥n, una subsecci√≥n del Servicio de Parques que supervisa el R√≠o Colorado. La conclusi√≥n del Inspector General fue sorprendente:

“Encontramos evidencia de un patr√≥n a largo plazo de acoso sexual y ambiente de trabajo hostil en el Distrito del R√≠o GRCA”, dijo el informe. “Adem√°s de los 13 denunciantes originales, identificamos a otras 22 personas que informaron haber experimentado o presenciado acoso sexual y entornos de trabajo hostiles mientras trabajaban en River District”.

El informe se refer√≠a a barqueros, supervisores y otros empleados actuales y anteriores del Servicio de Parques. Los nombres no fueron mencionados. En cambio, los que presentaron acusaciones se denominaron Empleados 1-19, y los acusados ‚Äč‚Äčde irregularidades se llamaron Boatman 1, 2 y 3, y Supervisores 1-7. Los casos de acoso sexual incluyeron episodios en los que Boatman 1 propuso repetidamente a los Empleados 2 y 3 para tener relaciones sexuales, y Boatman 2 tom√≥ una foto debajo de la falda del Empleado 1. Los ejemplos de crear un ambiente de trabajo hostil incluyeron a Boatman 3 neg√°ndose a proporcionar comida a las mujeres en sus viajes si rechazaban sus avances sexuales, y gritando y amenazando al Empleado 4 mientras sosten√≠a un hacha.

Los barqueros mencionados en el informe recibieron peque√Īas reprimendas a lo largo de los a√Īos por sus acciones, como advertencias escritas y suspensiones breves. Por ejemplo, en un incidente en 2004, el Supervisor 1 recibi√≥ una suspensi√≥n de diez d√≠as por agarrar la entrepierna de una mujer. Por el contrario, despu√©s de que dos trabajadoras, las empleadas 1 y 2 en el informe federal, fueron acusadas de haber “twerked” y bebido de una pajita en forma de pene durante una fiesta en el r√≠o en 2014, los gerentes se negaron a renovar sus contratos de trabajo. Seg√ļn el informe, la investigaci√≥n de su presunto comportamiento no fue tan exhaustiva como deber√≠a haber sido, considerando la severidad del castigo.

A pesar de lo condenatorio que es el informe, algunas v√≠ctimas dicen que sus hallazgos solo ara√Īan la superficie de la desmoralizadora realidad cotidiana de las mujeres guardabosques en el Gran Ca√Ī√≥n. Seg√ļn tres ex empleados que Fuera de habl√≥ sobre su tiempo en el r√≠o, los problemas en el ca√Ī√≥n no terminan con unos pocos barqueros obscenos. M√°s bien, son indicativos de fallas sist√©micas por parte del Servicio de Parques para proteger a los trabajadores de un ambiente da√Īino. Estas mujeres afirman que tanto los gerentes de nivel medio como los altos mandos del parque estuvieron al tanto de estos problemas durante a√Īos, y que muchos de los supervisores y empleados mencionados en el informe permanecen en sus puestos hoy.

El Servicio de Parques respondi√≥ al informe en febrero prometiendo disciplina y cambios radicales. Un plan emitido a principios de febrero por Sue Masica, directora de la Regi√≥n Intermountain, que en el exterior del Parque Nacional del Gran Ca√Ī√≥n, establece un plazo de ocho meses para cambiar la cultura en el r√≠o y disciplinar a los empleados, incluidos el superintendente del parque Dave Uberuaga y el superintendente adjunto. Diane Chalfant. El 16 de marzo, Uberuaga anunci√≥ la reorganizaci√≥n de la Oficina del Distrito del R√≠o (sus seis empleados ser√°n reasignados a otras √°reas del parque, seg√ļn un portavoz del DOI) y reconoci√≥ que “se toler√≥ una cultura que permiti√≥ el acoso sexual y cre√≥ un trabajo hostil”. medio ambiente.” Los detalles de la reorganizaci√≥n del distrito est√°n “todav√≠a en desarrollo”, seg√ļn una declaraci√≥n enviada por correo electr√≥nico de un portavoz del Servicio de Parques.

Algunos de los cambios en el plan de Masica, como agregar m√°s capacitaci√≥n previa al viaje y exigir el uso de uniformes en todo momento, se implementar√°n r√°pidamente. Otros elementos, como una revisi√≥n de arriba a abajo de la cultura del r√≠o, pueden no suceder hasta finales de este a√Īo. Los detalles sobre el castigo para los barqueros y supervisores restantes se dejaron vagos, ya que la pol√≠tica del Servicio de Parques requiere que el castigo se mantenga confidencial.

Las tres mujeres Fuera de habl√≥ con los que est√°n llevando a cabo demandas de la Comisi√≥n de Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC) contra el Servicio de Parques. La comisi√≥n est√° dise√Īada para ayudar a mediar e investigar las quejas de los empleados de discriminaci√≥n ilegal contra sus empleadores. Rachel Brady (Empleada 5 en el informe federal) se encuentra actualmente en mediaci√≥n. Si no se llega a un acuerdo en una reuni√≥n programada para fines de abril, y las dos partes no pueden llegar a un acuerdo durante una audiencia administrativa con la EEOC, Brady puede optar por llevar su caso a un tribunal federal. Una segunda mujer con la que hablamos, que solicit√≥ seguir el seud√≥nimo de Allison (Empleada 1), est√° trabajando actualmente para programar una mediaci√≥n. El tercer ex empleado, que solicit√≥ utilizar el seud√≥nimo Katie (Empleado 3), present√≥ un reclamo de EEOC por separado a principios de este mes.

Así es como era la vida de las trabajadoras del Servicio de Parques en el río, en sus propias palabras:

EXTERIOR: ¬ŅCu√°ndo comenzaste en el r√≠o y qu√© trabajos hab√≠as hecho para el Servicio de Parques antes?
RACHEL: Comencé en enero de 2013, y era el guardabosques de la policía. Había estado trabajando para el Servicio de Parques desde 2004, en los parques nacionales Glacier, Mount Rainier y Death Valley. Anteriormente, había hecho muchas canoas, botes de remo y botes con motores, pero no tenía mucha experiencia en remo. Estaba nervioso por aprender a remar en el río Colorado, pero el guardabosques de River District que me contrató me aseguró que tenían un método para entrenar a las personas y que no sería un problema. Ese resultó no ser el caso en absoluto.

ALLISON: Mi primer viaje por el r√≠o para el Servicio de Parques en el Gran Ca√Ī√≥n fue en 2005. Comenc√© en el Gran Ca√Ī√≥n como pasante haciendo la eliminaci√≥n de plantas invasivas y continu√© trabajando para el parque durante los pr√≥ximos a√Īos.

KATIE: Comenc√© a trabajar como guardabosques estacionales de la ley para el servicio del parque en 2003. Trabaj√© en Mesa Verde, el Parque Nacional de las Monta√Īas Rocosas y Yosemite. Era un navegante de aguas bravas desde hace mucho tiempo, y hab√≠a trabajado como gu√≠a comercial de r√≠os. Comenc√© a trabajar como guardabosques en 2009. El Gran Ca√Ī√≥n es mi lugar favorito en el mundo, as√≠ que este era el trabajo de mis sue√Īos.

¬ŅHab√≠a escuchado algo sobre la cultura de gu√≠a de r√≠o, o alg√ļn consejo de advertencia de ex empleados, antes de comenzar?
ALLISON: Sabía qué esperar de mis propias experiencias con respecto a estar en un entorno aislado y vivir y trabajar en una situación salvaje con el mismo grupo de personas durante largos períodos de tiempo. Tenía mucha experiencia haciendo eso. Hubo una reunión con nuestra tripulación antes del primer viaje en 2005, y hubo algunos comentarios desprevenidos y una lista de expectativas, pero no hubo advertencias explícitas sobre los guardabosques del río que fueron nuestros barqueros en el viaje. Tuve una idea de que pudo haber pasado algo en el pasado, pero no tenía una idea real. Yo era un interno nuevo.

KATIE: La mujer que ten√≠a el trabajo antes que yo, y que me recomend√≥, tuvo una experiencia muy diferente y positiva. Entonces no, ella no me advirti√≥ sobre eso. Pero antes de entrar, sab√≠a que era un club de ni√Īos. Sab√≠a que habr√≠a tipos rudos y sab√≠a que pod√≠a navegar eso. Pero no pas√≥ mucho tiempo para darse cuenta de que esto no era solo un club de ni√Īos, sino que era un ambiente realmente peligroso. Este fue un comportamiento patol√≥gico. Estos hombres eran inestables.

RACHEL: Antes de comenzar, el tipo que me contrat√≥ dijo: s√≠, los muchachos de la tienda de botes pueden ser bastante rudos y deber√≠a “devolverlo tan bien como lo consegu√≠”. Pero hab√≠a trabajado en equipos de trail donde era la √ļnica mujer con un grupo de cinco hombres, y la polic√≠a es un campo muy dominado por los hombres. No hab√≠a escuchado nada sobre la cultura en la tienda de botes antes de comenzar, pero no mucho despu√©s, otro barquero me dijo que “tenga cuidado con Boatman 3”.

Rachel, ¬Ņc√≥mo fue tu primer viaje?
RACHEL: En mi primer viaje, en febrero y marzo de 2013, Boatman 3 fue el líder del viaje, por lo que fue responsable de decidir dónde nos íbamos a quedar cada noche, dónde haríamos el trabajo y dónde pararíamos para almorzar. . Lleva mucho tiempo en el río y tiene muchos conocimientos sobre cómo remar los rápidos.

El √ļltimo d√≠a del viaje, estoy remando en el bote, tratando de concentrarme en aprender a remar por el r√≠o Colorado, y √©l simplemente se acuesta en m√≠. √Čl comienza a interrogarme sobre mi experiencia. Me pregunta sobre mis habilidades para hacer cumplir la ley, mis habilidades de EMS, mis habilidades de b√ļsqueda y rescate, y me dijo que no deber√≠a haber conseguido el trabajo, que “no contribu√≠ nada” al Distrito del R√≠o. √Čl pr√°cticamente me hizo miserable. Me fui a casa despu√©s del viaje y llor√©. Comenc√© a tener serias preocupaciones sobre en qu√© me hab√≠a metido.

En otro viaje, en abril de 2013, me enviaron en un viaje de entrenamiento de dos botes con Boatman 3 y Boatman 1. Dentro de la primera milla de remo en el bote de Boatman 3, me gritó y me quitó los remos de las manos. Debido a esto, pasé el resto del viaje de 226 millas en el bote de Boatman 1, que podría remar mucho mejor.

Boatman 1 es un hombre mayor y, en comparaci√≥n con Boatman 3, me tom√≥ bajo su protecci√≥n. Fue s√ļper paciente y nos llevamos bien. Pero luego, cuatro d√≠as despu√©s del viaje, nos detuvimos en Phantom Ranch. Los tres nos quedamos en la estaci√≥n de guardabosques para pasar la noche. Me pregunt√≥ si estaba dolorido, ya que estaba usando nuevos m√ļsculos para remar. De repente comenz√≥ a darme un masaje en la espalda, progresando m√°s y m√°s. Luego me dio dos palmaditas en la parte trasera.

Me hizo sentir realmente incómodo, pero también tenía la sensación de que él era mi aliado contra este otro tipo que me estaba sometiendo a un ambiente de trabajo hostil. Sin mencionar que estuve solo con estos dos individuos durante una semana, remando con ellos todos los días y luego acampando juntos en las playas. Llevaban los teléfonos satelitales y me sentí desconectado del mundo exterior. Así que no dije nada de inmediato, a pesar de que me sentía incómoda.

En los pr√≥ximos d√≠as, estar√≠amos en el bote y me estar√≠a contando sobre su matrimonio abierto y c√≥mo, en los a√Īos setenta, los barqueros comerciales recibir√≠an sexo de mujeres en lugar de propinas. Unos d√≠as m√°s tarde, cuando est√°bamos descargando los botes, me golpe√≥ en el trasero. En ese momento, le dije que se detuviera. En una de nuestras √ļltimas noches en el r√≠o, le estaba preguntando sobre c√≥mo prepar√≥ su bote para dormir. √Čl dijo: “Hay mucho espacio para dos si quieres probarlo”.

Allison, ¬Ņqu√© hay de tu primera experiencia?
ALLISON: Mi primer viaje fue bastante duro. Alrededor del quinto día, habíamos terminado nuestro trabajo y varios de nosotros estábamos pasando el rato en el área de la cocina. Era Halloween y todos estábamos disfrazados. Mi cámara estaba sobre una mesa, porque había estado tomando fotos de personas disfrazadas, y lo siguiente que supe fue que la mano de Boatman 2 estaba debajo de mi falda y él estaba tomando una foto allí con mi cámara. Fue molesto por decir lo menos, y cambió la dinámica del viaje a partir de ahí.

A la ma√Īana siguiente [the project leader] Trabaj√© para tratar de volver a encarrilar las cosas y volver a cultivar la comunidad, recordando a todos que todav√≠a nos quedaba m√°s de la mitad del viaje para vivir y trabajar juntos. Pero la respuesta del barquero que tom√≥ la foto fue: “Lo que sucede en el r√≠o se queda en el r√≠o”. Cualquier intento del l√≠der del proyecto para reunirnos fue rechazado por completo por √©l.

Ese primer incidente fue definitivamente molesto, pero realmente lo peor estaba por venir. Durante los a√Īos siguientes, la represalia por denunciar el acoso fue peor que el hecho real.

Parece que Boatman 1, 2 y 3 fueron los principales autores de esta cultura. ¬ŅQu√© otras cosas hicieron?
KATIE: En un viaje por el río en septiembre de 2010, tuve mi primer incidente real con Boatman 1. Mencioné que iba a hacer frío esa noche y me sugirió que pudiera dormir con él y que pudiéramos abrazarnos. No fue nada importante, solo atención sexual no deseada. Para mí, informarlo fue complicado. Confié en él para estar de espaldas al agua. Si hiciera enemigos, me enloquecería. Incluso si quisiera denunciarlo, no pensé que hubiera alguien a quien pudiera denunciarlo; ninguno de nuestros supervisores haría nada.

En abril de 2011, est√°bamos en un viaje de entrenamiento. Todo el personal del Distrito del R√≠o estaba en ello. Estaba manejando un bote diferente al habitual, y Boatman 1 me estaba entrenando en √©l. Pregunt√≥ si pod√≠amos detenernos en un lugar donde pens√≥ que hab√≠a dejado algunos postes de carpa en un viaje anterior. Se va a buscar los postes, que no encuentra, y cuando regresa sugiere que nos ba√Īemos juntos. Le dije que no, pero √©l continu√≥ desnud√°ndose y fue persistente al respecto.

S√≠, la gente en el r√≠o se ba√Īa a veces y se desnuda, pero lo haces en privado. Esto no significaba que alguien se ba√Īara accidentalmente; me lo estaba poniendo en la cara. Intent√≥ subir al bote completamente desnudo, con el pene expuesto. No lo dejar√≠a. Quer√≠a irme para reunirme con el resto del grupo, pero √©l se neg√≥ a ponerse la ropa. Le cont√© a un supervisor lo que sucedi√≥, pero el supervisor no hizo nada.

ALLISON: Poco m√°s de un a√Īo despu√©s de mi primer viaje, estaba en otro viaje de investigaci√≥n y una noche acampamos en un viaje con Boatman 3. √Čl me sigui√≥ a mi campamento esa noche y comenz√≥ a reprenderme por denunciar el acoso sexual. a√Īo anterior. Dijo que era mi culpa que Boatman 2 perdiera su trabajo, y que deber√≠amos haber mantenido la boca cerrada. √Čl dijo: “Lo que sucede en el r√≠o se queda en el r√≠o”.

Hicimos otro viaje juntos en 2014, que finalmente fue el peor viaje. Boatman 3 me impidi√≥ realizar mi trabajo al negarme a detenerme en mis sitios de trabajo y cambiar continuamente los planes en el √ļltimo minuto, por lo que no pude recopilar los datos que necesitaba. Tambi√©n me acus√≥ de conducta inapropiada en ese viaje, lo que finalmente llev√≥ a que mi puesto no fuera renovado. Me acus√≥ falsamente de bailar, vestirme y actuar de manera inapropiada durante nuestra √ļltima noche del viaje durante una fiesta de personal. Le dijo a la gerencia que era la “fiesta m√°s loca” que hab√≠a visto en el r√≠o. Las acusaciones eran completamente falsas, y proporcion√© una extensa documentaci√≥n de la mayor√≠a de las personas en el viaje, demostrando que sus acusaciones eran falsas. Sin embargo, como se indic√≥ en el informe de la OIG, la gerencia no realiz√≥ una investigaci√≥n exhaustiva y finalmente pagu√© por ello.

¬ŅEntonces estos hombres mentir√≠an a la gerencia?
KATIE: Ellos contaban descaradamente historias sobre cosas que hab√≠an sucedido, diciendo que las mujeres hab√≠an estado bebiendo mucho o vestidas inapropiadamente. Dir√≠an: “Estas chicas aparecen sin ropa interior, y alguien toma una foto y de repente es Acoso sexual, “como si fuera culpa de la v√≠ctima. Esta fue la respuesta general a cualquier queja de acoso sexual.

Adem√°s, los barqueros a menudo suministraban alcohol a las pasajeras, y si la hembra se intoxicaba visiblemente, usar√≠an este incidente para desacreditar a la v√≠ctima si alguna vez presentaba una queja. Desacreditar√≠an a la v√≠ctima durante meses o a√Īos con este incidente, diciendo: Hubo una vez que la vimos emborracharse.

Cuando llegu√© y escuch√© las historias de los hombres, al principio pens√©: Oh, bueno, tal vez hay algunas mujeres que est√°n haciendo esto. Y luego conoc√≠ a las mujeres y me di cuenta de que no eran ellas. Estas mujeres son s√ļper incre√≠bles, s√ļper profesionales: rara vez beb√≠an alcohol y nunca se vest√≠an de manera inapropiada.

Y luego comienzas a ver este mal comportamiento repetido de los chicos. As√≠ que tom√≥ un par de a√Īos antes de que realmente entendiera lo que estaba pasando. … Desafortunadamente, las personas en puestos de autoridad compraron a las v√≠ctimas y nadie crey√≥ lo que dijeron las mujeres. Siempre fue Estos muchachos est√°n siendo v√≠ctimas.

¬ŅQu√© sucedi√≥ cuando denunci√≥ estos problemas a sus superiores en el servicio del parque?
KATIE: Le confi√© a mi subdirector, y √©l solo hizo una broma. √Čl ven√≠a del mundo del esqu√≠ y dijo: “No es acoso sexual hasta que el chico saca su pene y te golpea en la cara con √©l”. Esa respuesta fue tan emblem√°tica de la respuesta de todos a lo que estaba sucediendo en el r√≠o. Todos pensaron que era una broma. No se lo tomaron en serio.

Hice un informe formal en 2013 a la gerencia y testifiqu√© en la investigaci√≥n de Igualdad de oportunidades de empleo de 2013 sobre violaciones de los derechos civiles dentro del Distrito del R√≠o. El √ļnico resultado tangible de esta investigaci√≥n fue que dos de las v√≠ctimas que hab√≠an denunciado violaciones a la gerencia perdieron sus trabajos. Tambi√©n escuch√© a trav√©s de la vid que Rachel estaba siendo sometida a un comportamiento similar e incluso peor por parte de los empleados de River District despu√©s de la investigaci√≥n de 2013.

Cuando alguien se present√≥, fue su culpa. No quer√≠as ser el que aparec√≠a. Sent√≠ que deber√≠a ser fuerte, deber√≠a ser capaz de soportarlo. … Su forma de lidiar con problemas como este era no enviar a los muchachos al r√≠o con ciertas mujeres. Pero eso no se trata de eso.

En este punto, no creo nada de lo que dice o hace el Servicio de Parques. Perdí toda confianza después de eso.

RACHEL: Report√© el acoso sexual de Boatman 1 a un guardabosques de River District en mayo de 2013. No ten√≠a conocimiento de la historia de Boatman 1 de acosar sexualmente a otras mujeres. El guardabosques contact√≥ a la persona que hab√≠a estado en mi posici√≥n antes que yo y le pregunt√≥ si hab√≠a tenido alg√ļn problema con Boatman 1. En respuesta, ella le escribi√≥ una carta de 29 p√°ginas. Eso es lo que inici√≥ la investigaci√≥n inicial de EEOC.

Todos en la tienda de botes fueron entrevistados por un investigador de la EEOC, pero nunca vi un informe final ni escuch√© ning√ļn tipo de resultado. Por lo que pude ver, nunca hubo ning√ļn castigo. A pesar de este escrutinio, Boatman 3 continu√≥ someti√©ndome a un ambiente de trabajo sexualmente hostil durante m√°s de un a√Īo.

Finalmente, despu√©s de soportar el comportamiento de Boatman 3 durante un a√Īo y medio, le dije al guardabosques que no pod√≠a soportarlo m√°s. Me dijo que decir esto “no estaba siendo √ļtil” y me acus√≥ de no ser “sincero”. Entonces decid√≠ presentar una queja EEOC.

En mayo de 2014, me pidieron que me reuniera con el guardabosques de River District, el jefe adjunto de guardabosques y el jefe de guardaparques. Entr√© en la reuni√≥n y el jefe dijo que hab√≠a escuchado que present√© un reclamo de EEOC y que quer√≠a saber con mis palabras lo que estaba sucediendo. Le cont√© todo: que Boatman 3 me hab√≠a estado sometiendo a un ambiente de trabajo hostil durante un a√Īo y medio, que estaba deprimido, no pod√≠a dormir, no pod√≠a comer. Le dije que estaba listo para dejar de fumar y terminar con esto.

Luego, el jefe dijo que ten√≠a una pregunta para m√≠: “Quiero saber por qu√© present√≥ una queja de EEOC en lugar de dejarnos tratarla internamente”. Para m√≠, eso fue muy revelador acerca de c√≥mo la administraci√≥n del parque quer√≠a abordar el problema. Le dije que presentar una queja EEOC es mi derecho. Adem√°s, el guardabosques de River District me dijo que sab√≠a que Boatman 3 me hab√≠a tratado as√≠ desde el primer viaje por el r√≠o, pero el comportamiento de Boatman 3 nunca cambi√≥. No ten√≠a fe en que la gerencia iba a cambiar la cultura all√≠.

¬ŅQu√© tipo de efecto tuvo esto en tu capacidad para trabajar?
KATIE: Se volvi√≥ f√≠sicamente dif√≠cil ir a trabajar. Eran matones, eran inestables. Me sent√≠ f√≠sicamente enfermo cuando fui a trabajar. No se trataba de ni√Īos siendo ni√Īos, era realmente algo patol√≥gico.

Soy enfermera y, desde mi formación médica, me preocupa mucho que esta exposición repetida a la hostilidad esté afectando la salud de estas mujeres, ya que afecta negativamente a mi salud. Está bien establecido en la literatura médica que la exposición crónica al acoso y la violencia puede conducir a numerosas consecuencias adversas para la salud.

La mayor√≠a de las mujeres sent√≠an que pod√≠an recuperarse de los incidentes reales de acoso sexual y seguir adelante con sus vidas. Pero la repetida revictimizaci√≥n por parte de los administradores del parque es lo que nos devast√≥ a la mayor√≠a de nosotros. No soy la misma persona que era hace tres a√Īos. Experiment√© algunos de los d√≠as m√°s negros de mi vida viendo lo que les pas√≥ a las otras mujeres. ¬ŅC√≥mo no hay justicia ni responsabilidad? ¬ŅC√≥mo sucede esto en uno de los lugares m√°s especiales y protegidos del mundo?

RACHEL: Lo aguanté mucho tiempo. Llegué al punto en que no podía dormir, no podía comer, tenía ansiedad severa y sufría de depresión. Temía trabajar con estos tipos.

Despu√©s de escribir sus cartas y presentar las reclamaciones de EEOC, ¬Ņcambi√≥ algo?
RACHEL: Despu√©s de presentar mi reclamo de EEOC, me vi obligado a pasar a un puesto de aplicaci√≥n de la ley de alto estr√©s en el ca√Ī√≥n. Nunca vi ning√ļn cambio despu√©s de escribir mi carta. Todos los barqueros y supervisores que figuran en mi carta segu√≠an trabajando en el Gran Ca√Ī√≥n, y ten√≠a que verlos a diario. Vi a un gerente que estaba siendo entrevistado por OIG ser ascendido a superintendente de otro parque.

Fue horrible trabajar en este entorno durante dos a√Īos y medio. En algunos de mis d√≠as libres, ni siquiera me levantaba de la cama. Me obligaron a usar todas mis bajas por enfermedad porque estaba bajo un estr√©s constante. Las condiciones de trabajo eran tan malas que renunci√© en circunstancias de alta constructiva m√°s de un a√Īo despu√©s de presentar mi queja ante la EEOC. La carrera que amaba y en la que hab√≠a trabajado durante once a√Īos todav√≠a est√° hecha jirones.

Desde entonces, el Servicio de Parques ha emitido un plan estrat√©gico para lidiar con la cultura del sexismo en el r√≠o. ¬ŅSiente que el parque ha abordado adecuadamente el problema?
RACHEL: Aunque me complació ver la respuesta de Sue Masica, Directora de la Región Intermontana del Servicio de Parques, todavía estoy preocupado por ciertas disparidades. Las mujeres que informaron estos problemas tuvieron sus carreras alteradas para siempre. Sin embargo, los supervisores y los empleados de River District que formaron parte de la investigación de la OIG han recibido promociones o todavía están empleados por Grand Canyon.

Esto no parece ser consistente con la pol√≠tica de larga data de tolerancia cero del Servicio de Parques sobre el acoso sexual y los entornos de trabajo hostiles. Espero que nuestras declaraciones juradas, la investigaci√≥n y la respuesta de la agencia garanticen un ambiente seguro y respetuoso para las empleadas del Gran Ca√Ī√≥n.

ALLISON: Creo que la respuesta del director regional es un buen comienzo. Debido a que se trata de información confidencial y privada, no dicen específicamente qué castigos se emplearán, pero espero que ocurran cambios significativos.

KATIE: Estoy satisfecho con la respuesta del director regional. Es muy completo y aborda muchos aspectos del problema: disciplina, capacitaci√≥n, reforma. Si el Servicio de Parques cumple con lo que ella ha propuesto, creo que hay una oportunidad genuina de responsabilidad y cambio, pero en √ļltima instancia depender√° del seguimiento. Me preocupa que no incorpore investigaciones basadas en la evidencia sobre c√≥mo abordar estos problemas y que perder√°n completamente el conocimiento sobre c√≥mo implementar reformas.