Tres maneras en que convertí las inquietudes previas a la caminata en confianza tranquila

Cuando me estiro más allá de mi zona de confort, a veces el nerviosismo o la ansiedad entran en mi pensamiento incluso antes de que comience el gran evento. Cuando empiezo a sentir que esas emociones menos productivas dominan la emoción y la anticipación, encuentro formas de convertir esa energía extra de nerviosa a tranquila. Aquí hay tres ejemplos de cómo convertí mis nerviosismo antes de la caminata AT en una tranquila confianza para los excursionistas.

1. Notas de agradecimiento a My Trail Angels

Los Trail Angels son conocidos por compartir apoyo a lo largo de la ruta, pero hubo muchos Trail Angels que aparecieron mucho antes de Springer Mountain para guiarme al punto de partida. A veces aparecían en lugares sorprendentes, como el equipo de mantenimiento de nuestro vecindario que tocaba la bocina, me saludaba y me animaba mientras sudaba repeticiones en las colinas.

Antes de partir, me tomé el tiempo para escribir notas de agradecimiento a aquellos cuya orientación o animadoras me llevaron a mi objetivo. En cada nota, incluí una descripción de cómo exactamente el esfuerzo del destinatario impactó positivamente mis esfuerzos. No solo dije: “¡Gracias por su apoyo!” En cambio, en el caso del equipo de animadores de mantenimiento del vecindario, “Tus olas, bocinazos y charlas de apoyo a menudo llegaron en el momento justo. ¡Gracias por mantenerme motivado con tu energía y entusiasmo! ”

Compartir gratitud me dio la oportunidad de reflexionar sobre mi preparación para el sendero y los muchos ángeles del sendero que encontré en el camino que me están apoyando. Esta práctica simple aumentó mi confianza, calmó mis nervios y ayudó a cambiar mi energía a un estado mental más productivo y relajado.

2. Visualizando el sendero

En 2016, mi esposo y compañero de senderismo, Adam, nadó 65 millas sin parar mientras yo navegaba en kayak, gestionando su ruta y sus necesidades. En preparación para ese evento, buscamos aprender más sobre cómo funcionan nuestros cerebros de un experto en neuro-feedback que se especializa en el rendimiento atlético máximo. Ese trabajo nos ayudó a comprender que podemos entrenar nuestros cerebros como entrenamos nuestros cuerpos, y que la visualización puede ser una herramienta útil para preparar el cerebro para un resultado deseado. Durante la natación de Adam, nuestro objetivo era llegar a una playa a 65 millas del comienzo. Ahora, nuestro objetivo es caminar 2,193 millas hasta Mount Katahdin, Maine.

Usando las estrategias de visualización que aprendimos, imaginé comenzar en el comienzo del sendero en Springer Mountain, Georgia, caminar por cada uno de los 14 estados AT y llegar a Katahdin de manera segura. Los detalles fueron importantes en este ejercicio, así que pensé en experiencias específicas en el camino que me pusieron nervioso y las reformulé en una nueva forma positiva de pensar. En lugar de sentirme intimidado por el descenso por Blood Mountain, me imaginé diciendo “¡Gracias, cuerpo!” mientras sentía la quemadura Borré las preocupaciones de encogerme en los vientos de invierno y visualicé ponerme mi equipo de clima frío cuidadosamente seleccionado para sentirme cómodo y cálido. Pensé en encontrar satisfacción, no frustración, en el esfuerzo de escalar las Montañas Blancas.


Al visualizar y replantear mi caminata, puse mi cerebro a trabajar practicando las soluciones deseadas. Este ejercicio me recordó el potencial positivo de cada desafío que se avecina y creó una sensación de preparación para enfrentar cualquier situación.

3. Haciendo tangible mi motivación

Si lees mi blog De Hula a Senderismo: Cómo bailar Hula me enseñó a manejar el juego mental del senderismo, entonces tienes una idea de mi eslogan motivacional: My Sweat Is My Ho‘okupu.

Para mantener esta motivación al frente y al centro, abordé un pequeño proyecto de bricolaje y cosí una bolsa de almacenamiento liviana con un rompevientos viejo y un parche personalizado. Guardado en el bolsillo delantero de mi mochila, la bolsa liviana contiene todos mis artículos esenciales para un fácil acceso durante todo el día. Cada vez que lo use, tendré un recordatorio visual de mi mantra para mantener el impulso y aprovechar esa confianza tranquila cuando lo necesite.

¿Cómo se crea la calma en los días previos a los eventos más importantes de su vida?

Foto cortesía de Liz Snyder.